3 limpiezas fundamentales del organismo

3 limpiezas fundamentales del organismo

Las 3 limpiezas fundamentales del organismo te permitirán sanar tu cuerpo, adelgazar y mejorar tu salud física y emocional.

El cuerpo se resiente cuando abusamos de la comida procesada, del alcohol o cuando existe un estrés emocional, como por ejemplo problemas económicos o familiares. Las malas digestiones, los gases, el malestar de estómago, los dolores de cabeza o la gripe son síntomas de que nuestro cuerpo necesita ayuda…

¡Conoce ya las 3 limpiezas fundamentales del organismo y dale un giro de 180 grados mejorando tu salud! 🌷

3 limpiezas fundamentales para el organismo
Las 3 limpiezas fundamentales para el organismo te ayudarán a adelgazar

Tabla de contenidos:

  1. Consideraciones antes de hacer las 3 limpiezas fundamentales para el organismo
  2. ¿Cuáles son las 3 limpiezas fundamentales del organismo?
    1. Limpieza del hígado y de la vesícula
    2. Limpieza intestinal
    3. Limpieza de los riñones

Consideraciones antes de hacer las 3 limpiezas fundamentales para el organismo

Consideraciones antes de hacer las 3 limpiezas fundamentales para el organismo
Consideraciones antes de hacer las 3 limpiezas fundamentales para el organismo

En Alimentación Milagrosa te vamos a dar información útil y sencilla sobre las 3 limpiezas fundamentales del organismo, así que ¡no te pierdas este artículo de cómo mejorar tu salud y tener más energía!

Lo primero es plantearnos el tipo de alimentación que tenemos, nuestro estado de salud físico y psicológico. Ten claro que todo lo que afecta a nuestro cuerpo tiene consecuencias en nuestra salud emocional.

El consumo continuado durante años de carbohidratos refinados, de almidón, de alcohol, de azúcares, el uso de antibióticos o de medicamentos, el estrés emocional como las preocupaciones crean un escenario perfecto para que el hongo Cándida Albicans se extienda. Este hongo oportunista puede llegar a crear 78 tóxicos diferentes en todo el cuerpo, dando lugar a multitud de enfermedades y dolencias.

Lo segundo es considerar cambiar nuestra dieta para frenar la ingesta de alimentos perjudiciales que rompen el equilibrio de nuestro cuerpo llegando a enfermarnos.

Lo tercero es llevar a cabo las 3 limpiezas fundamentales del organismo para ayudar a órganos como el hígado, que es muy importante en los procesos de limpieza de nuestro cuerpo.

¿Cuáles son las 3 limpiezas fundamentales del organismo?

A continuación, vamos a dar una lista de las 3 limpiezas fundamentales que son parte del proceso de cura y de desintoxicación de nuestro organismo:

  1. La limpieza de hígado y de vesícula. Hoy en día el problema de salud más frecuente entre la población es la de hígado graso no alcohólico. Esta limpieza es muy importante para mejorar problemas de salud y adelgazar cuando tienes el hígado graso. Limpiarás tanto el hígado como la vesícula, eliminando piedras y parásitos. ¡Limpia tu hígado para que funcione correctamente!
  2. La limpieza intestinal profunda. Los científicos han descubierto que los intestinos son el segundo cerebro del cuerpo. Su función es imprescindible para el buen funcionamiento del cuerpo pues se encargan de hacer que se absorban los nutrientes y de expulsar los tóxicos. ¡Asegúrate de que tus intestinos funcionen correctamente y tendrás más salud y energía!
  3. Limpieza de los riñonesLos riñones son los filtros del cuerpo. Se encargan de limpiar la sangre que es la que lleva el oxígeno a todos los órganos. ¡Limpia tus riñones y tendrás buena salud!

Limpieza del hígado y de la vesícula biliar

La importancia del hígado es fundamental en nuestro cuerpo pues se encarga de regular el metabolismo, limpiar el organismo de toxinas, sintetizar proteínas con hormonas o almacenar el exceso de azúcar que no se puede eliminar de otra manera.

3 limpiezas fundamentales del organismo

Sin embargo, nuestro hígado tiene un límite y, cuando se enferma, aparecen las enfermedades sistémicas, es decir, enfermedades que no son solo hepáticas, sino que abarcan todo el cuerpo. Las limpiezas de hígado son determinantes para mejorar síntomas de alergias, digestiones, dolores en hombros o en rodillas.

Hacer una limpieza de hígado te da energía y te ayuda a tener mejor estado de ánimo, pero debes tener en cuenta que toda desintoxicación conlleva unas consecuencias transitorias como es el síndrome de Herxheimer o crisis curativa.

Con las limpiezas de hígado y de vesícula expulsarás piedras de diferentes colores, como por ejemplo, verdes o amarillas o del color de la grasa. Las verdes son piedras formadas con bilis y las de color amarillo pueden ser de grasa o de colesterol.

Algunos especialistas aconsejan al menos 10 limpiezas de hígado dejando entre ellas como máximo 2 meses de diferencia. Sin embargo, cuando observes que no expulsas piedras, ten por seguro que tu hígado ya está limpio.

Suele hacer falta más de una limpieza de hígado y a medida que las vayas haciendo, notarás que te cuesta menos seguir la dieta, bajarás de peso y tu estado anímico mejorará. Hacer limpiezas de hígado tiene muchos beneficios.

Cómo hacer la limpieza de hígado y de vesícula

Es muy importante que este remedio casero lo hagas respetando las horas de toma que se indican, las horas de ingesta de alimentos y los alimentos que se indican que debes consumir pues, de lo contrario, podrías sentirte mal a la hora de eliminar piedras.

Escoge dos días de la semana que sepas que vas a estar tranquilo en casa. Un día antes no comas alimentos con grasa. Para hacer una limpieza del hígado debes seguir los siguientes pasos:

Día 1

  • Tomarás un desayuno con frutas o zumo de frutas (natural) solamente. Puedes beber agua.
  • No piques nada entre el desayuno y el almuerzo excepto agua.
  • En el almuerzo comerás unas verduras cocida o papas cocidas y solamente podrás echarles sal.
  • No comas ni bebas nada después de las 14:00 horas, ni siquiera agua.
  • Después de las 14:00 horas prepara en una botella limpia 3 vasos de agua de 250 ml y 4 cucharadas pequeñas de sales de Epsom. Esta preparación deber ponerla en la nevera.
  • A las 18:00 horas bebe 3/4 partes de un vaso de 250 ml del agua que has preparado y guardado en la nevera. Puedes beber agua para quitarte el sabor del preparado de la boca.
  • A las 20:00 horas bebe otro vaso con 3/4 partes del preparado.
  • A las 21:45 horas prepara en un recipiente medio vaso de aceite y 3/4 partes de un vaso de 250 ml de zumo de pomelo o toronja. A las 22:00 horas bébete este zumo y acuéstate inmediatamente. Acuéstate boca arriba y no te muevas nada en 30 minutos. Cuando pasen los 30 minutos puedes cambiar de postura y quedarte dormido. Notarás cómo las piedras pasan del hígado al intestino.

Día 2

  • Cuando te despiertes bebe otro vaso con 3/4 partes del preparado. No lo hagas antes de las 6:00 horas.
  • Deja pasar 2 horas y bébete el otro vaso con 3/4 partes del preparado. No comas nada hasta que pasen 2 horas justo después del último vaso del preparado.

Recuerda que las limpiezas de hígado deben ir de la mano de una dieta saludable y de una buena hidratación.

Limpieza intestinal

El intestino se considera el segundo cerebro pues tiene funciones esenciales en la conservación de la vida. Se encarga de absorber los nutrientes y de separar los desechos que, luego, van a ser evacuados.

3 limpiezas fundamentales del organismo

Existe una conexión entre este segundo cerebro y el sistema nervioso central, es decir, hay una interconexión entre las funciones que lleva a cabo el intestino y el funcionamiento del cerebro, por este motivo, todo lo que afecte a nuestra flora intestinal tiene consecuencias en el resto de nuestro cuerpo.

En el intestino delgado, que es la parte de los intestinos que se encuentra en el centro y que son más finos, es en donde va a tener lugar realmente la mayor parte de la digestión y en donde se absorben el agua, las vitaminas, los minerales que luego pasan al torrente sanguíneo.

Las bacterias buenas que viven en el intestino y que son las que se encargan de hacer el proceso de la digestión, como pueden ser las bifidobacterias o los lactobacillus, son los probióticos. Después de absorber todos los nutrientes posibles, los desechos que se generen van a pasar al intestino grueso, en donde se va a terminar de hacer la digestión.

En el intestino grueso habitan otro tipo de bacterias que son las que terminan el proceso digestivo, pero su función es diferente de la del intestino delgado. El intestino grueso se encarga de la fermentación de nutrientes como la fibra o los almidones resistentes que no se pueden digerir en el intestino delgado.

De hecho, hoy en día se sabe que no solo es el cerebro el que envía información al intestino grueso, sino que el intestino grueso manda información también al cerebro. Por lo tanto, todo lo que ocurra en nuestro intestino va a mejorar o a empeorar nuestra salud física y emocional.

Cómo hacer una limpieza intestinal

Con esta limpieza podrás hacer una limpia de los intestinos delgados y gruesos. Limpiarás tu colón y le darás un respiro a tus células. Escoge dos días en los que puedas estar tranquilo en casa.

La limpieza del intestino será de la siguiente manera:

Día 1

  • Échale una cucharada sopera de sales de Epsom y cloruro de magnesio a un litro de agua y tómate esa agua el tiempo que necesites. Le puedes añadir limón.
  • Vas a tomar otro litro de agua más con sales de Epsom, cloruro de magnesio y limón, si quieres, durante la mañana o al mediodía.
  • Seguirás tomando tantos litros de agua como puedas pero debes poner por litro una cucharada sopera de sales de Epsom y de cloruro de magnesio y, si lo deseas, limón.
  • Irás vaciando todo los deshechos del intestino y limpiando tu colon.
  • Es importante que te hagas este preparado durante todo el día para que expulses todos los desechos del intestino y así limpiarlo por completo.
  • Por la noche, antes de acostarte, prepara un litro de agua con aloe vera (natural) y una cucharada sopera de sales de Epsom y de cloruro de magnesio. Le puedes echar limón.

Día 2

Prepara otro litro de agua con una cucharada sopera de sales de Epsom y de cloruro de magnesio y, si quieres, le puedes agregar limón. Vas a expulsar toda la mezcla que tomaste la noche anterior con aloe vera y los residuos tóxicos que quedan en los tejidos del intestino.

Aunque hayas hecho la limpieza intestinal el día anterior, con el aloe vera y las sales que tomaste la noche anterior, los intestinos van a terminar de expulsar los tóxicos. Estos tóxicos se quedarán impregnados en el aloe vera y con el preparado de agua que vas a tomar por la mañana terminarás de expulsar

Es importante que comas una dieta saludable y que bebas mucha agua durante el día y por el resto de tu vida, pues el cuerpo es la propiedad más valiosa que tenemos.

Limpieza de los riñones

Los riñones son muy importantes para tener vida tanto en los Humanos como en los animales y no se le da la importancia que se debe pues no e suele pensar mucho en la limpieza de estos dos pequeños órganos tan vitales para la vida.

3 limpiezas fundamentales del organismo

Los riñones son dos pequeños órganos con forma de judías que se encarga de eliminar el exceso de líquido, las toxinas y los desechos metabólicos del cuerpo. Estos pequeños filtros esenciales para la vida se ubican a la mitad de la espalda, justo a la altura de las lumbares. Son filtros muy importantes que limpian la sangre y el cuerpo de tóxicos.

Cuando los riñones se deterioran en extremo y dejan de hacer su función de limpiar y desintoxicar la sangre, la persona debe ir a diálisis para que la conecten a una máquina y le limpien la sangre. Normalmente estas personas están ya muy limitadas en la alimentación. Pero el deterioro de los riñones también pueden llevar a sufrir cáncer de riñones.

Alimentos que limpian los riñones

Existen alimentos naturales que en forma de zumos o de jugos ayudan a limpiar los riñones y entre ellos tenemos los siguientes:

  • Agua.
  • Infusiones con hierbas como cola de caballo, diente de león u ortiga. A esta infusión le podemos añadir una cucharada pequeña de cloruro de magnesio o sulfato de magnesio pues contribuye a disolver los cálculos renales.
  • El apio en jugos solo o en zumos verdes de vegetales.
  • El jugo de arándanos es muy bueno para limpiar los riñones y la vejiga de bacterias.
  • Las algas de agua dulce son ideales para la limpieza renal.
  • El alga clorela además de limpiar los riñones, ayuda a eliminar metales pesados. También se puede usar el alga espirulina.
  • Consumir todos los días vegetales verdes como la lechuga, la rúcula, las espinacas, las acelgas o los canónigos que haremos en una licuadora o en una batidora con agua.
  • La clorofila.
  • El camu-camu.

Cómo hacer una limpieza renal

Si quieres hacer una buena limpieza renal, puedes seguir los siguientes consejos:

  • Bebe al menos 2 litros de agua al día.
  • Bebe agua con limón.
  • Hazte infusiones, sobre todo de cola de caballo.
  • Evita el café.
  • Tómate una semana para hacer una limpieza a conciencia los riñones. En esta semana no podrás comer nada de productos procesados, frituras, refrescos o comidas precocinadas. Tampoco podrás beber café o fumar.

Se aconseja evitar el consumo de café, alcohol, drogas o carbohidratos refinados pues dañan enormemente los riñones. También sería conveniente limitar el uso de medicamentos en la medida de lo posible.

Otros enlaces de interés

Volver a la página de inicio

NOTA IMPORTANTE La información que se imparte en Alimentación Milagrosa tiene un propósito puramente educativo. No pretendemos diagnosticar, curar o sustituir la ayuda profesional de su médico, nutricionista, dietista u otro profesional de la salud cualificado. La información que se aporta proviene de estudios científicos y de la experiencia de profesionales en salud y dietética con muchos años de experiencia, que aseguran haber curado de obesidad y de múltiples enfermedades a personas que han ido a sus consultas. Los conocimientos que se brindan en esta página web son de dominio público y se pueden encontrar por internet y en libros. En Alimentación Milagrosa te damos información general sobre medicina natural que ha conseguido extraordinarios resultados, incluso, en nosotros. Pero cada persona tiene un estado de salud diferente y un historial clínico propio, por lo que no nos hacemos responsables de que esta información sea la adecuada para todo el mundo. Siempre debes consultar con tu médico antes de empezar a hacer cualquier cambio en su dieta, sobre todo, si estás recibiendo tratamiento médico o utilizas medicamentos recetados. Es importante que consultes a tu médico si tienes alguna enfermedad o patología. Cada persona es un mundo y, antes de tomar cualquier alimento o producto que aquí aconsejamos por su valor nutricional o de hacer cualquier limpieza, consúltale a tu médico.